Orquidea


Origen del nombre e historia

El nombre de la orquídea proviene del griego, orchis, que significa “testículo,” y tiene una historia llena de lujuria, codicia y riqueza. Algunas orquídeas reciben los nombres de “vulneraria”, “trenza de dama” o “satiricón manchado”. Durante el siglo XIX, la práctica de coleccionar orquídeas se difundió ampliamente; en una oportunidad, se talaron cuatro mil árboles por las orquídeas que crecían en sus ramas. Se creía que un solo coleccionista había enviado cientos de miles de orquídeas a Inglaterra, donde la mayoría murieron.

Sentimientos & simbolismo

Existen alrededor de 25.000 variedades de orquídeas. Las mujeres griegas creían que podían elegir el sexo de su futuro hijo con raíces de orquídea. Si el padre comía tubérculos largos y nuevos, el bebé sería varón; si la madre comía tubérculos pequeños, sería mujer. De hecho, el comportamiento reproductivo de las orquídeas provoca el interés de los botánicos desde hace años: para germinar, las semillas de una orquídea deben ser penetradas por los filamentos de un hongo. La orquídea paphiopedilum recibe su nombre de Pafos, un templo de Chipre donde se veneraba a Afrodita, la diosa del amor (y donde, según se decía, no era difícil encontrar prostitutas). Se decía que la orquídea más famosa, la vainilla, daba fuerza a los aztecas, que bebían vainilla mezclada con chocolate.

Significado de los colores

La orquídea es una flor esplendorosa que transmite un mensaje universal de amor, belleza, sabiduría y amabilidad. En China es símbolo de refinamiento y de la inocencia de los niños. Una orquídea rosa expresa afecto puro; la popular orquídea cattleya denota encanto maduro y con ella suelen confeccionarse prendidos para el Día de la Madre.

No comments yet.

Leave a Reply


*